Sensibilidad dental

Dientes sensibles

La Hipersensibilidad Dentinaria (HD) o Sensibilidad Dental se define como un dolor dental intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina, parte interna del diente, al medio oral y que aparece tras el contacto con un estímulo externo: alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas, dulces; presión táctil, etc.

Dientes sensibles

La Hipersensibilidad Dentinaria (HD) o Sensibilidad Dental se define como un dolor dental intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina, parte interna del diente, al medio oral y que aparece tras el contacto con un estímulo externo: alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas, dulces; presión táctil, etc.


Sensibilidad dental

La sensibilidad dental se produce cuando la dentina, que se encuentra protegida por la encía, cemento radicular y el esmalte dental, pierde su protección natural y queda al descubierto.

La dentina contiene miles de tubos microscópicos, llamados túbulos dentinarios, que conectan la parte exterior del diente con las terminaciones nerviosas. Cuando el diente pierde su protección debido a una retracción de la encía y/o al desgaste del esmalte dental, estos túbulos quedan abiertos al exterior, permitiendo que los estímulos externos alcancen las terminaciones nerviosas y provoquen la sensación de dolor.


Causas
  • Cepillarse los dientes inadecuadamente en fuerza y/o técnica
  • Usar una pasta dental muy abrasiva
  • Comidas y bebidas ácidas
  • Fuerza excesiva de la masticación (trauma oclusal, bruxismo)
  • Malos hábitos del paciente (atricción y/o abfracción)
  • Tratamientos odontológicos: periodontal (sobre todo la cirugía) y ortodoncia
  • Patologías estomacales: úlcera, hernia de hiato, etc.
  • Patologías psicológicas: bulimia, anorexia nerviosa, etc.
  • Patologías profesionales: catadores de vinos, panaderos, etc.
  • Recesiones gingivales
  • Anomalía anatómica

Sensibilidad dentaria

El dolor debido a la sensibilidad dental es fácilmente identificable, ya que aparece siempre ante estímulos diversos, pero claramente reconocibles:

  • Alimentos o bebidas muy frías o muy calientes
  • Consumo de sustancias dulces o ácidas
  • Cepillado de dientes
  • Al respirar aire frío
  • Presión táctil

Si el dolor que se produce no se relaciona con un estímulo determinado y/o persiste después de que éste cese o no se localiza bien, probablemente la causa no sea sensibilidad dental y podría deberse a la existencia de patologías subyacentes como, por ejemplo, la caries dental.

Estudios científicos

Enamel and dentine remineralization by nano-hydroxyapatite toothpastes Ver más

Artículos relacionados

¿Cómo influye el estrés en la sensibilidad dental? Ver más

Preguntas frecuentes sobre sensibilidad dental Ver más

Desensin®, una solución eficaz para tratar la sensibilidad dental Ver más

DENTAID Global

Descubre qué estamos haciendo a nivel global:

DENTAID por países

Encuentra las últimas novedades y soluciones de Dentaid en cada país: